Begoña, nota a sí misma, uno

Allá dejaban los cadáveres a la vista de todos, haciendo gala de crueldad y de prepotencia; aquí los ocultan, como si les avergonzara haberlos matado. Allá dejaban los cadáveres tirados y descubiertos, para que todos viéramos el horror de la sangre, salpicando la hierba verde y los adoquines negros; aquí los ocultan, para envolvernos a todos en una niebla gris de soledad, de temor y de silencio.

© 2018 - 2020, Román Soto Feliú.
All rights reserved.
Puedes leer el texto y compartirlo con tus amigos o amigas, proporcionándoles un enlace a esta página; no puedes reproducirlo o cambiarlo de ninguna manera ni usarlo con fines comerciales.