El agua todavía corre en el lavadero comunitario de Anguiano del barrio de Cuevas.
Va a dar al Najerilla... y el silencio es profundo y también, la calma.


Río Najerilla