Viviana. Notas en Papel Cebolla i

Monche.

Monche me dejó todos sus cuadernos antes de irse a Madrid. Monche se hubiera exiliado en Italia o en Suecia, pero Rodrigo Llagostera la convenció que las cosas estaban cambiando en España y que cambiarían aun más una vez que muriera Franco para lo cual, ya se sabía, faltaba poco. Tuvo razón en eso del cambio; pero se equivocó medio a medio con la recomendación que le dio para Xavier Castelló con el que, después de trabajar con él en dos campañas en favor del renaciente PSOE, Monche terminó casándose, armando una relación con hijos, alquileres y cuentas, que terminó a bofetadas menos de cuatro años más tarde.



© 2014 - 2020, Román Soto Feliú.
All rights reserved.
Puedes leer el texto y compartirlo con tus amigos o amigas, proporcionándoles un enlace a esta página;
no puedes reproducirlo o cambiarlo de ninguna manera ni usarlo con fines comerciales.

grosellas@tngnt.com