“El Paisano”

Según me cuenta Osvaldo, “El Paisano” fue un bar y restaurante regentado por sus propios dueños, Quimet Vidal y Estel Monet, que quedaba en la Avenida Barros Arana, casi al frente de la estación de ferrocarriles.

Su menú, aunque atractivo, no era demasiado variado y mostraba lo ecléctico de su clientela: el bacalao al ajoarriero, la escalivada, los canelones, los perniles de chancho y los porotos con riendas, eran sus platos más populares.

Varios de los personajes de esta historia se conocieron por primera vez o se encontraban a menudo en sus mesas, notablemente Ernesto y su amigo liverpuliano Duncan y, más tarde, el mismo Ernesto con Mercedes y Álvaro.

Venido a menos con los años, “El Paisano” cerró definitivamente sus puertas después de derrumbarse su techumbre durante el terremoto ocurrido la noche del 27 de febrero de 2010.

RES



© 2014 - 2020, Román Soto Feliú.
All rights reserved.
Puedes leer el texto y compartirlo con tus amigos o amigas, proporcionándoles un enlace a esta página;
no puedes reproducirlo o cambiarlo de ninguna manera ni usarlo con fines comerciales.

grosellas@tngnt.com