Grosellas

The problem of jealousy alone remains. It is the one obstacle to our complete freedom.
Anaïs Nin
Henry and June

Yo creo que te comprendo —dijo la Maga, acariciándole el pelo—. Vos buscás algo que no sabés lo que es. Yo también y tampoco sé lo que es. Pero son dos cosas diferentes.
Julio Cortázar
Rayuela

Qué es lo que me importa...

Después de la ruptura con Aníbal, Elvira, piensa; piensa y escribe.

Temuco, lunes 20 de octubre de 1969

Q
ué es lo que me importa? ¿Qué es lo que me enrabia? ¿Haberme portado como una casta y estúpida Penélope? ¿No haber sido —no ser— consecuente conmigo misma? ¿Haberme olvidado que una vez fantasié yo ser libre... como Catherine? Hazlo entonces, Elvira. Libre de verdad, ¡coño! (me sale aquí lo de mi padre) y no como una excusa barata para salir huyendo...

Palabras, palabras.

Ser, Elvira, simplemente ser.

Quizás... ¿quizás?

Debí haberle dado otro beso a ese Ramiro; haber dejado que me agarrara las tetas... Sentir ahí sus manos apresuradas, torpes e inexpertas.

¿Cuál es mi culpa y mi mentira entonces?

Mentirosa, Elvira.

¿No fue él acaso mi pretendiente?

¿No despertó él acaso mi deseo?

¿No hubiese sido divertido simplemente decirlo, confesarlo. ¡Mierda! ¡Qué huevona palabra!

Decirlo, decirlo; eso es todo.

Mentirosa, Elvira... Cobarde. Atrévete de veras a ser tú misma.

¿Qué soy? ¿Qué busco?

Elvira, Catherine, Anaïs... Elvira.

Ramiro tiene razón: Ahab, Sinclair, Quijano... todas son historias de pasarse la vida tras algo. ¿De qué si no se trata su propio cuento? Buscar cálices entre las espinas; musgo entre las rocas...

Ese algo inalcanzable o aún inexistente...
Ese algo que todavía esperamos construir y del cual tenemos una ilusoria imagen a la vez difusa y precisa.
Fatal contradicción donde se encuentra la raíz de tantos fracasos y de tantas derrotas... ¿Por qué peleo tanto con Aníbal? ¿Por qué volvemos siempre a lo mismo?

«Ellos saben muy bien lo que defienden; nosotros tenemos una vaga idea de qué es lo que aspiramos» —me dijo el otro día Óscar Humberto en la Calipso. Buena frase que Aníbal refutaría en un segundo:

«Sí, pero el pueblo» —pueblo sería la palabra que usaría Aníbal— «sabe muy bien lo que necesita y quiere. Son los diletantes y los escépticos los que se dan vueltas y vueltas con sus pajas».

Soy pajera entonces... y así como irán las cosas con Aníbal de seguro que, sola, me estaré pajeando seguido también en la cama por un buen rato.

Del bloc de Elvira


Plaza Brasil.

Última modificación: 6 de julio de 2022.



© 2014 - 2022, Román Soto Feliú.
All rights reserved.
Puedes leer el texto y compartirlo con tus amigos o amigas, proporcionándoles un enlace a esta página;
no puedes reproducirlo o cambiarlo de ninguna manera ni usarlo con fines comerciales.